INSTRUCTORES

Brazilian  Jiu Jitsu Changed My  Life?

por. Leandro Marquéz


Mi nombre es Leandro Marquez, hace 8 años cuando comencé a practicar BJJ (con Quique Denegri, en un viejo Dojo de Montevideo y Tucumám), solía leer o ver la frase del título y pensaba..."que exagerados, no es para tanto!"
Las circunstancias nos llevaron a un nuevo Dojo en donde continué mi actividad con Dario Zwaig a la cabeza de una nueva escuela.

Así nació nuestras Academia/ Escuela, a la cual denominamos Constrictors, soy uno de los alumnos fundadores de Constrictors, me forje en ella. De jamás haber practicado ningún deporte pasé a ser un pilar de escuela y un artista marcial. Actualmente soy Instructor, faixa marrón.
Hoy a la distancia, puedo comprender el sentido mismo de la expresión. El camino recorrido, la práctica de BJJ me permitió conocer gente, amigos, hermanos de tatami, mestre... me dejó descubrir una actividad que me apasiona: a nivel deportivo me permite mantener en forma, sobre todo, me "desenchufa" a nivel mental y psicológico.
Hoy en día se ha convertido en una necesidad básica en mi vida, generando abstinencia y ansiedad cuando sé que no voy a poder entrenar, la cual se cura inmediatamente luego de un treino. Esa es la necesidad de ejercitarme, de ver a "mi gente", de compartir momentos con mis amigos y compañeros, técnicas, charlas y vivencias...

También el BJJ, me ayudo a encarar mi vida de otra forma, planteando desafíos y metas, para superarme constantemente.

Por todo esto, ahora sí puedo afirmar que en mi caso "Brazilian Jui Juitsu changed my life".


Leandro marquez/ faixa Marron

Darse Forma
por: Facundo Malvicino


Haciendo un análisis retrospectivo luego de de cinco años de práctica, el Jiu jitsu emerge como una herramienta que sirve para un mejor conocimiento de mí mismo, lo cual contribuye significativamente a mi desarrollo personal. Desde ya, esto es un recorte de mi propia experiencia que me permite destacar una frase que suele aparecer en el dojo: “el principal oponente es uno mismo”.

Luego de la práctica, existe un momento para reflexionar donde las luchas y las técnicas vuelven hacia uno mismo como un boomerang; aparece la oportunidad de tomar distancia y observar cómo reaccionamos, cuáles son nuestros miedos, etc. Esto es, tenemos las posibilidad de mirarnos como en un espejo desde una perspectiva diferente y conocernos, o bien, darnos forma. Siempre podemos evitar este trabajo, de por sí incómodo, de enfrentarnos a nosotros mismo, pero es cuestión de tiempo porque hay algo en lo que este arte es infalible: el Jiu Jitsu te pone en tu lugar y sin necesidad de palabras te define. Enfrentarnos a nosotros mismos es lo que nos permite conocernos y superar nuestros propios límites.

Facundo Malvicino/Faixa Marròn

Algo más
por. pamela vargas milla



Soy  Pamela.
Me recibí de  Lic. En Arte Dramático  y de Interprete Dramático, me especialicé en  Teatro  físico  durante largo tiempo. Mi  experiencia en lo artístico llenó mis  expectativas y  me  ayudó a  armarme en  el plano profesional. También fui  docente dentro  de mi  área y de mi especialidad.

Un día de octubre del año  2008, un practicante que impartía clases de BJJ llamado  Dario Zwaig,  me invitó a  tomar una  clase. Con la  intensión de  experimentar  y profundizar en nuevas  herramientas  para mi carrera, acepté. Solo con la  idea de   que la práctica de algunas clases me  daría  más armas en mi  área,  luego podría continuar  mi  camino de la enseñanza y el aprendizaje, con un  cursito más encima…

El  Brazilian Jiu Jitsu, me resultó familiar desde el primer momento que lo experimenté, sentí que  era  algo que  me  quedaba al cuerpo, me pareció natural en su esencia  y me adapté muy rápidamente a sus movimientos.

Sentí que a  pesar de ser mujer y  de contextura pequeña, el Jiu Jitsu me daba  herramientas para poder luchar de igual a igual con hombres  sin importar  su tamaño.  Eso  cambio mi expectativa y sentí  que esto era algo más!

Sin darme  cuenta esta nueva pasión fue adquiriendo  un  sentido y fue  tomando  forma y se convirtió en CONSTRICTORS   y también sin  gran esfuerzo fue alimentando y arraigando  en mí,  el amor por  enseñar.

Hoy  después de 9 años de práctica, sin  perder mi  espíritu inquieto sigo buscando  perfeccionarme. Para poder ejercer la docencia del BJJ con la mayor  idoneidad posible, de ésta manera ser motivadora de futuros artistas marciales.

Y si, ahora  puedo  asegurar que  el BJJ, es  algo más, es  un arte marcial muy efectivo, una  de las  mejores armas como defensa personal y  un movilizador por excelencia.  Su práctica  me equilibra tanto  a nivel  físico  como  psíquico,   me  lleva al aquí  y ahora ,estado que en el teatro  es  primordial y en la  vida real  ni hablar!..

Pamela Vargas Milla /Faixa Marron

http://pamelavargasmilla.blogspot.com.ar/

EL COMPROMISO DE TRANSMITIR
por .Matias Córdoba


Mi nombre es Matias Cordoba, tengo 34 años y practico Brazilian Jiu Jitsu, desde fines del 2010. 
Recuerdo que en mi primer clase estaba nervioso, con un estado físico muy malo!
Y  que  paso?…Realmente en mi primer clase tuve que luchar!!! terminé a punto de vomitar, a un costado viendo a mis compañeros rolar, fue una experiencia única y mas  allá de desanimarme, me desperté !
Mi idea en un principio, pasaba por adelgazar algunos kilos y desconectarme de mi rutina, pero con el correr del tiempo se convirtió en una necesidad y posteriormente en un entrenamiento disciplinado y a conciencia, pudiendo aprender en cada clase por medio de las técnicas impartidas o en las luchas con compañeros con más experiencia.
Con el correr del tiempo, buscando superarme y exigirme un poco más, llevé mi entrenamiento hacia un Jiu Jitsu más competitivo. Lo que  me dio muchas satisfacciones y  me dejó muy  buenas experiencias, llegando a hacer podio en varias ocasiones y lo mas  importante ,descubrir  la faceta deportiva del Jiu Jitsu .
En el año 2015 se me presentó un  nuevo desafío, poder compartir  mis  conocimientos, en el barrio donde vivo, una convocatoria a  dar clases . Esto ha llevado mi crecimiento y mi aprendizaje un paso más allá, con la responsabilidad de traspasar las técnicas y herramientas  adecuadamente,  pero por sobre todas las cosas, y  lo que  rescato de mi aprendizaje a esta altura de mi recorrido, “el compromiso de trasmitir el verdadero significado de ser un artista marcial”

En lo personal desde aquella primer clase encontré en el Jiu Jitsu y particularmente en Constrictors ,una segunda familia, descubriendo en el entrenamiento constante mi catarsis diaria y un punto de apoyo imprescindible para mi rutina, dándole movilidad a mi cuerpo y creatividad a mi mente, sacando día a día lo mejor de mí…

                            Matias  Cordoba/ Instructor Constrictor Barracas /Faixa Roxa








3 comentarios:

R.David Gonzalez dijo...

Me llamo Ricardo soy un nuevo alumno y me siento muy feliz en todo aspecto de la academia, gracias y no cambien.

Anónimo dijo...

Muy Bueno sigan asÎ :P

Anónimo dijo...

Muy BUENO sigan asi ¨:P